Aprender es la educación para el siglo XXI

Noticias Vida Estudiantil

Durante los tres últimos años hemos potenciado en St. Mary una educación donde todos somos reconocidos por los aportes que ofrecemos y donde la inteligencia en un sentido más amplio “…desde una visión holista, abarca una pluralidad de capacidades de la conciencia y está ligada a la acción correcta.” Gallegos, R. Principios de una educación holista, Pág. 39.

Nuestro propósito como colegio es continuar favoreciendo una educación integral cuyas características sean: la transdisciplinariedad, el cultivo del arte: la música, la danza, el tocar instrumentos, el teatro, el cuento, la poesía, el deporte, la ecología, la ciencia y la espiritualidad, de cara a la formación de un ser humano completo, integral, que tenga una conciencia planetaria, que genere experiencias de aprendizaje donde todas las personas como seres humanos seamos capaces de crecer. Así …aprender se convierte en proceso creativo y artístico, aprender a aprender es la educación para el siglo XXI. “Gallegos, R. Principios de una educación holista, Pág. 39. Urge pues una educación que tenga como principios fundamentales la ecología en todas sus manifestaciones y las dimensiones espirituales de la persona.

Por ello, al contemplar el diálogo entre la humanidad y la naturaleza desde una visión holista, lo que predomina es el entendimiento, el discernimiento. Se trata de buscar en comunión, las claves de nuestro proceso de transformación y aprender a vivir en la convivencia, una búsqueda de la verdad en forma permanente, aunque ya sabemos que solamente a nuestro Dios le está dado conocerla en forma absoluta. Este último es el aprendizaje real al que todos debemos aspirar. Así, la tierra es vista como un sistema viviente, y si esta es un sistema viviente, es un sistema que implica que los humanos somos parte de un “todo”, no hay dominio sobre la naturaleza. Esa es la razón por la cual “Necesitamos una educación que refleje una perspectiva ecohumana.” (Clark, E. y otros. 1997, pág.153)

Aprender es un proceso que explica nuestra experiencia de autoconocimiento, de conocimiento al estar con las demás personas y reconocer que el lenguaje que usamos representa una forma de convivir. Aprender es aceptar “la existencia de innumerables dominios de la realidad, todos y cada uno igualmente válidos.” (Maturana, H. Del Ser al Hacer, Pág. 21.) Y para aprender necesitamos de la empatía.Mr. Wilfredo y AlumnoAprender es un proceso que explica nuestra experiencia de autoconocimiento, de conocimiento al estar con las demás personas y reconocer que el lenguaje que usamos representa una forma de convivir. Aprender es aceptar “la existencia de innumerables dominios de la realidad, todos y cada uno igualmente válidos.” (Maturana, H. Del Ser al Hacer, Pág. 21.) Y para aprender necesitamos de la empatía.

El diálogo que debemos entonces realmente poner en práctica para educarnos en forma coherente es aquél que empieza con nuestra propia introspección, lo que nos permite posteriormente dialogar con nuestro entorno, con la naturaleza misma, con el cosmos para aportar nuestras observaciones y compartirlas y de esta manera enriquecer nuestra visión de este mundo global.

Como familia St. Mary podemos hacer mucho con nuestra creatividad y compromiso en nuestra labor de acompañar el proceso de aprendizaje de nuestros aprendientes y contribuir a que todos seamos mejores personas, llenas de luz y de paz, que creen en la experiencia de la participación de todos, que apuestan por el diálogo, la justicia, la diversidad, la educación global, la salud planetaria, la multi sensorialidad entre la persona y el mundo y las diferencias porque estas nos enriquecen.

El Papa Francisco hablando acerca de un nuevo paradigma sobre el ser humano, la vida, la sociedad y la naturaleza, nos dice: “El amor, lleno de pequeños gestos de cuidado mutuo, es también civil y político, y se manifiesta en todas las acciones que procuran construir un mundo mejor” (Laudato Si #231) Sí, un mundo más humano, más cercano a los intereses de la humanidad.

Por estas razones, la nueva mirada en la educación debe estar dirigida hacia la ecoeducación, pues esta permite comprender que cada sistema es único pero interrelacionado, interdependiente.

Desde esta perspectiva de concienciación ecológica, de cuido del medio ambiente, de cuido de la casa común este año en el mes de junio presentamos el musical Madagascar Escape 2 África con el propósito de aportar a nuestra sociedad nicaragüense el cuido que debemos tener de nuestros ecosistemas. Nuestros artistas fueron 124 estudiantes entusiastas, de los cuales 72 participaron en danza, 15 en música y canto, 26 en teatro, 29 estudiantes y educadores en staff.

Reiteramos nuestro agradecimiento al Dios Creador, a Nuestra Madre María, a los padres de familias, educadores, a la dirección del Teatro Nacional Rubén Darío, así como a todas las Empresas; por su confianza en la calidad de nuestra propuesta educativa.

Mr. Wilfredo Manuel Castro Ruiz
Director General
St. Mary School

Otros Artículos